Edificio Administrativo y de Oficinas Wyeth

edificio-administrativo-y-de-oficinas-wyeth

Bovis Lend Lease desarrolló la construcción y la coordinación de seguridad del nuevo edificio administrativo y la reforma de las actuales oficinas para la planta de Wyeth en San Sebastián de los Reyes, Madrid, incluyendo la habilitación de las mismas.
Con este proyecto se trata de conseguir un cambio en la imagen corporativa de sus oficinas principales, así como una reubicación del personal administrativo, actualmente repartido en diversos edificios.
Los proyectos desarrollados por Aguilera Ingenieros (nuevo edificio) y Jesús Granizo (remodelación) se basan en un proyecto de interiorismo desarrollado por Aguirre&Newman.
El nuevo edificio se desarrolla en un volumen único y exento de otras edificaciones, y se distribuye en tres plantas (una bajo rasante), con una superficie construida total de 2.728 m2. Las plantas baja y primera se destinan a despachos y áreas abiertas de oficinas, mientras que la planta semisótano alberga las zonas técnicas (junto con la cubierta), vestuarios, gimnasio y servicios asociados al uso de oficinas (almacenes, reprografía, etc.)
Las dos plantas de oficinas se distribuyen alrededor de un patio cubierto central, el cual asegura la iluminación natural de todos los puestos de trabajo.
El edificio actual dispone de una superficie aproximada de 2.800m2 y la actuación a realizar sobre él consiste en una unificación de acabados con el nuevo edificio, una reparación de daños producidos por el paso del tiempo y un montaje de nuevas instalaciones, acordes con la nueva distribución planteada.
Se propuso una cantidad inicial de 8 paquetes de contratación, los cuales se ampliaron a 11 por necesidades del proyecto. Además se gestionaron una serie de pequeños pedidos independientes destinados a cubrir determinadas necesidades de proyecto (casetas, vallado, gestión de residuos, etc).
La inversión inicialmente prevista fue de 12 millones de dólares, siendo el primer presupuesto de 11 millones de euros; este desvío se corrigió mediante la realización de un proceso de ingeniería de valor, el cual se desarrolló con la obra en marcha.